Una vez mas se confirma, detrás de un gran profesional encontramos una gran persona. Esta vez hablamos de Natalia Taffarel, retocadora fotográfica que trabaja e imparte talleres a nivel mundial. Su conocimiento de Photoshop y comprensión del medio digital la han convertido en una de las profesionales del retoque con más trabajo a día de hoy. Clientes como L’oreal, fotógrafos, artistas y celebridades varias dan buén testimonio de ello. El pasado mes de Mayo tuvimos la ocasión de entrevistarla en Madrid.

Natalia-retoque-fotografico

Uno de los trabajos de retoque digital de Natalia Taffarel

¿Natalia, es la primera vez que visitas España? 

-Sí, es la primera vez, nunca antes había estado en España y la verdad es que no he tenido tiempo más que de estar con la gente del workshop, en el hotel y en los bares. Me marcho el próximo viernes y en la semana que me queda, espero tener tiempo de conocer un poco más.

-¿Cómo empezaste en el mundo del retoque?

-Estudié diseño gráfico y me licencié en comunicación publicitaria. Cuando me gradué estaba embarazada de nueve meses. Nueve meses en los que, gracias a mi sobreprotectora familia, empeñada en que no saliese porque podía hacerme daño, o porque hacía frío o calor o cualquier cosa, estuve jugando con Photoshop.

Un día me inscribí a un concurso de retoque de una página de internet y lo gané. Yo no le di importancia, pero el Papá de mi hijo sí. Me preguntó que si había ganado el concurso e insistió en que, por mucho que yo quisiera quitarle importancia, ser la ganadora de un concurso con 100 o 200 participantes de entre todo el mundo era algo importante y que podía, sin duda, ganarme la vida con aquello. Casi en tono de burla le dije que si esperaba que me pagasen por jugar con Photoshop… Y resulta que sí, que la gente te paga por jugar con Photoshop, y a día de hoy, es mi trabajo.

¡El Papá del nene sigue recordándome que se lo debo a él!

-¿Con qué fotógrafos importantes, o que especialmente te gusten, has trabajado?

-En especial disfruté mucho trabajando con John Wright, fotógrafo de celebrities. Con él hicimos la portada de la revista musical “Queen” y de “Big Issue”, revista que se publica a nivel mundial enfocada a la gente más necesitada.

También tengo un buen recuerdo de los trabajos que he hecho con Katherine Harbour en Inglaterra para L’oreal.

-¿Cuáles te parecen que son los errores más recurrentes que se comenten en el mundo del retoque?

-Desde mi punto de vista, el error más común es tratar de solucionar un problema puntual con una solución general. Es como tratar un resfriado con quimioterapia.

También es frecuente que el retocador no respete la integridad de la foto y acabe alterándola en lugar de retocándola. 

Hacer las cosas sólo porque se pueden hacer es otro de los fallos recurrentes: cambiar una nariz, achicar una oreja, agregar o quitar cosas sólo porque se tiene la posibilidad, y no sólo porque tengas la posibilidad de hacerlo, debes hacerlo en todos los casos.

No hay que olvidar las bases, muchos retocadores y fotógrafos caen en ese error, sobretodo cuando están empezando. 

-¿Por qué se utiliza siempre el flash en localizaciones, especialmente en moda?

-Básicamente porque las fotografías de moda no se sacan, se construyen. Siempre que he visto shoots de moda tienen algún tipo de flash, algún tipo de “feel” para compensar.

natalia-taffarel-retoque-¿Qué dirías que es lo que más te gusta de tu trabajo?

-Lo mejor, sin duda es, que hago algo que me gusta y no me parece un trabajo. Cuando encuentras lo que amas hacer en la vida, dejas de trabajar para siempre.

-¿Cuáles son tus metas y objetivos más próximos?

-Mi meta más próxima es no dejar de crecer, crecer constantemente, aunque no esté muy segura de lo que significa crecer… No creo en los sueños. Hacemos lo que queremos y si lo hacemos con deseo, con ganas, pasión y de manera tan consecuente como congruente, siempre  nos lleva directamente a lo que deseamos.

Se me viene a la cabeza una anécdota que le sucedió a John Lennon: Su Mamá le enseñó de pequeño que lo único importante en la vida es ser feliz. En una ocasión, al pequeño John le preguntaron en la escuela que qué era lo más importante en la vida y éste no pudo contestar otra cosa que lo que su Mamá le había enseñado. La profesora le dijo que no había entendido la pregunta… John contestó que lo que pasaba es que ellos no entendían la vida… Así que mi única meta es ser feliz.

-Para terminar, ¿Nos darías un consejo para los que empiezan?

-Que no paren, que tomen las críticas positivamente y que no se duerman en los laureles de los halagos. Hay que ser halagado, es necesario, pero no hay que confiar en ellos porque en el momento en el que dejas de querer mejorar, dejas instantáneamente de crecer. Si piensas que tu trabajo es bueno, dejas de mejorar. Siempre hay alguien mejor que tú y por eso hay que seguir trabajando. Que sean autocríticos.

Y el último consejo: sed personales y honestos, buena gente, ayudad a los demás…

El karma funciona, lo tengo comprobado.


Puedes ver el trabajo de Natalia Taffarel en www.studiobased.com

Author Marian Jimenez

More posts by Marian Jimenez

Leave a Reply